Puno Perú

ISLA DE LOS UROS

La Isla de los Uros, es un conjunto de islas flotantes formadas en base a totora, habitada por pobladores indígenas descendientes de una de las culturas más antiguas de América.

Las principales actividades económicas en la Isla de Los Uros son la pesca y la caza; también se dedican a la elaboración de tejidos de tapices de lana y al disecado de animales.

Para poder llegar a las islas flotantes de los Uros se toma el servicio de lanchas a motor, que son embarcaciones relativamente cómodas, los cuales parte del puerto de Puno de 8:00 a 14:00 horas, estas lanchas las podemos encontrar en las orillas del lago en la ciudad de Puno, por lo general el recorrido se puede hacer en un aproximado de 3 horas.

Cuando se inicia la travesía hacia La Isla de los Uros, en el transcurso del trayecto se puede apreciar plantas de totora que crecen en el lago Titicaca y que constituyen la fuente básica de alimentación, y a su vez como sistema de mantenimiento que tienen los Uros para perennizar la existencia de su hábitat artificial.

Los viajeros que generalmente visitan Puno, y que no están acostumbrados a zonas de altura puede llegar a percibir la falta de oxígeno, o sentirse mal que pueden llegar a tener soroche o que comúnmente se le conoce como el “mal de altura” razón por lo cual es recomendable la adquisición de caramelos de limón al momento de subir a la lancha.

Es muy importante tener en cuenta que, a pesar de seguir escrupulosamente un calendario de aclimatación, el mal de altura o soroche, puede presentarse en cualquier momento. También es muy importante mantenerse perfectamente hidratado (beber al menos 4 o 5 L de líquido diarios) y una dieta variada rica en hidratos de carbono.

Al desembarcar en la Islas de los Uros, las mujeres de la comunidad tienden a recibir a los visitantes con cánticos y con sus vestimentas típicas, y el presidente de la isla dando un cordial recibimiento de bienvenida a los turistas lengua aymará.

Ya estando en la Isla de Los Uros es posible recorrer la isla, sacarnos fotos, y quizás si eres amante de los recuerdos de los lugares que visitas, puedes comprar artesanías y poder conocer sus vivencias y/o conocer sus casas de los lugareños de la isla, hay islas donde es posible encontrar pequeños restaurantes.

Algunos datos importantes a tomar en cuenta para visitar la isla de los Uros

Antes de iniciar el recorrido es aconsejable llevar algún protector solar y otro para los labios. Ya que el frió puede llegar a quemar la piel y a su vez que se pueda rajar los labios.
Al llegar a la Isla de los Uros puedes tomar la decisión de pasar una noche en la Isla si es que lo deseas, por eso es importante llevar un abrigo a la isla, ya que el tour pueda termina al anochecer, donde hay mucho viento y hace bastante frío.
Otro dato importante es si tienes planeado quedarte a dormir en la Isla de Los Uros, solo pague la ida y no pague ida y vuelta.

Estando en la Isla de Los Uros es posible dar paseos en una balsa de totora previo pago de una pequeña suma de dinero.

Ubicación de la Isla de los Uros

Se encuentra ubicado al norte de la Bahía de Puno, a 6 kilómetros del Puerto Lacustre, a una altitud de 3,812 metros sobre el nivel del mar (es el lago más alto del mundo).

Las islas de los Uros (3 810 m s.n.m.) se encuentran en la bahía de Puno y son aproximadamente 30, si bien que el número varía de acuerdo a las necesidades dictadas por el crecimiento de las familias, o por la decisión de algunas familias de separarse, y formar su propia isla, o bien unirse a otro grupo de familias, ocupantes de otra isla.

Las islas flotantes de Los Uros, constituyen uno de los atractivos más singulares del turismo en Perú como también del turismo mundial.

Entre las principales islas, a comienzo del siglo XXI se destacan: Tupiri, Santa María, Tribuna, Toranipata, Chumi, Paraíso, Kapi, Titino, Tinajero y Negrone.

Clima

El clima frío y seco característico de la región se atenúa en la zona gracias a la acción de las masas de agua que se evaporan constantemente.

La temperatura promedio en las noches es de 10º C gracias a la acción reguladora del agua del lago que recibe los rayos del sol durante el día, y al caer la noche los distribuye el calor acumulado.